En un mercado global, las empresas necesitan expandir sus negocios y gracias a las nuevas comunicaciones y al uso de Internet, vender fuera de las fronteras es una realidad para el 85% de las empresas españolas.

Sin embargo, el primer obstáculo que encuentran no es profesional sino lingüístico, por ello, en Feeling ofrecen la formación especializada para cada sector empresarial, desde la automoción hasta la agroalimentación con el fin de conseguir incrementar el nivel de productividad de las empresas con horarios y materiales y plataformas adaptados a las necesidades de cada compañía.

En una era en la que la segmentación es la clave para el éxito en el trabajo, la formación en idiomas precisamente permite esta ventaja. Las empresas reconocen que poder dividir por niveles y temáticas la formación de inglés, por ejemplo, es un motivo para impartir la formación de idiomas.

Además, según un estudio de Hexagone “Las compañías que ofrecen cursos de idiomas a sus trabajadores u otros tipos de formación están mejor valoradas tanto entre su personal como en el sector en general, más en una época en la que tanto se valora conceptos como el employer branding o los mejores lugares para trabajar”.

Deja un comentario