Niños y padres, en los primeros años de vida sobre todo, no son unidades separadas en el aprendizaje del inglés y/o francés, sino una unidad interdependiente.

Para ello hemos elaborado una inmersión a los idiomas específica e innovadora dónde padres e hijos juntos se sumergen al idioma.

 

El objetivo es que la segunda lengua forme parte de la actividad diaria de la casa. Por ello es indispensable implicar ambas partes en la inmersión inicial: los adultos y los niños. Con el programa de inmersión para padres e hijos descubriréis de primera mano un ambiente de la segunda lengua dentro de la vida cotidiana y la familia, que te servirá como referente para llevarlo a casa y aplicarlo ahí.

SOLE RAMOS

Deja un comentario